0
Votar

¿Cómo pinto con rodillo?

La experticie de Sherwin Williams en la industria de la pintura y su esfuerzo por solucionar los problemas de sus clientes data de los inicios de la compañía. Una de las pruebas de esto es que Richard Adams Croxton, quién trabajaba para la empresa en  la década de los 40 desarrolló el rodillo en el taller de su sótano.

¿Imaginas como debe haber sido en esos años pintar grandes superficies sin la ayuda de un rodillo?. Una herramienta que en nuestros tiempos parece tan sencilla y fácil de utilizar no vió la luz hasta hace relativamente pocos años.

Pero si nunca haz utilizado un rodillo, por muy fácil que se vea puedes derrochar una gran cantidad de pintura y manchar tus muros si no sigues nuestros consejos.

Pintar con rodillo es mucho más fácil que pintar con brocha, además puedes abarcar una mayor cantidad de superficie y por ende gastarás menos tiempo en este trabajo.

Pero que sea más fácil no quiere decir que no tenga dificultad, pues si la tiene, sobretodo si es la primera vez que utilziarás el rodillo. Aunque tampoco es para asustarse, en una par de ocasiones usando la herramienta lograrás encontrar la técnica más adecuada para conseguir buenos resultados.

La principal ventaja de esta herramienta es que además de que te toma poco tiempo cubrir la superficie, esta te permite que la pintura quede de manera uniforme sin necesidad de verte en la obligación de pasar el rodillo una y otra vez para tener un resultados buenos.

Otra de las ventajas es que, a diferencia de la brocha, te permite retener más pintura, esto significa que no tendrás necesidad de empaparla en la pintura tantas veces como si estuvieras pintando con brocha. Esto también te ayuda a no perder pintura.

Esto no quiere decir que no necesitarás de una brocha, al contrario, antes de que apliques la pintura sobre la pared pinta las esquinas de las paredes, las uniones con el techo y los bordes de las puertas con la brocha, ya que son sectores díficiles de alcanzar con el rodillo.

La brocha también es necesaria para que cubras el rodillo de pintura como si lo estuvieras pintando. Si metes directamente el rodillo en el tarro de pintura, este la absorverá demasiado y podrías manchar el piso con los goteronones. Para evitar esto siempre ayúdate con la bandeja de pintura.

Para que las distintas pasadas no queden marcadas en el resultado final, te recomendamos que primero realices una pasada en sentido vertical y una vez que esta se encuentre seca, realizas otra en sentido horizontal.

Recuerda que no es recomendable que pases el rodillo en exceso sobre la pared, puedes dejar marcas.

Cuando vayas a comprar las herramientas para pintar, fíjate que el rodillo que adquieras, sea el más adecuado para el tipo de pintura que utilizarás en tu superficie.

Los rodillos de lana de pelo largo deben de ser utilizados con pinturas acrílicas o vinílicas, o sobre paredes decoradas previamente con gotelé, mientras que los de pelo corto son adecuados para paredes lisas.

Los rodillos de moher son especiales para aplicar lacas o productos lacados y los de espuma se emplean en la aplicación de productos con un acabado brillante.

Te recomendamos: ¿Cómo preparo una superficie de cemento antes de pintar?

Puedes encontrarlo en: Herramientas para Pintar
Compartelo en:

Acerca del Autor

Pregúntale a Sherwin es un espacio dedicado a resolver tus consultas sobre decoración, pinturas, superficies y problemas en el hogar, con respuestas personalizadas que son elaboradas por los expertos de nuestra marca en base a la amplia gama de productos de las líneas Hogar, Arquitectura y Construcción e Industrial de Sherwin Williams Chile.